Solventis lanza un FIL para financiar a pymes españolas del sector industrial

Desde que se convirtió en gestora, Solventis siempre quiso poner su granito de arena al proceso de industrialización de España. Por eso, ha registrado un fondo de inversión libre (FIL) de renta fija euro que, precisamente, viene a garantizar ese deseo. Se trata del Spanish Direct Leasing Fund, cuyo objetivo es otorgar financiación a medio y largo plazo de maquinaria industrial fundamental para la actividad de pymes españolas del sector industrial.

Para los inversores que apuesten por el nuevo proyecto de Solventis, su objetivo de rentabilidad mínima anual será la TIR promedio de la deuda pública española a cinco y diez años más un 2%, según el folleto del fondo en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La financiación a las pymes se realizará mediante operaciones de sale & lease-back para maquinaria existente en el balance de la empresa y de forma minoritaria mediante arrendamiento financiero en forma de compra y posterior arrendamiento de nueva maquinaria. Los activos financieros del FIL serán préstamos con un colateral o garantía (la máquina objeto de financiación y arrendamiento) por los que la empresa pagará al FIL unas cuotas trimestrales y el resto será liquidez que se invertirá en instrumentos monetarios y en depósitos a la vista o con vencimiento no superior a un año de entidades de la Unión Europea. El loan to value (LTV) -porcentaje del precio de la maquinaria que se financia- estará alrededor del 80% para las operaciones de sale & lease-back y del 100% para maquinaria nueva. En caso de insolvencia del arrendatario y que no se cobren las cuotas, el FIL recuperará la máquina por su valor residual y procederá a su venta.

El universo de inversión del FIL está formado por empresas españolas del sector industrial que no tienen calificación otorgada por una agencia de rating, con una cifra de ventas desde 25 millones de euros anuales o un ebitda desde 2,5 millones anuales, excluidos los sectores inmobiliario y financiero. Hay un límite de concentración sectorial del 30% del patrimonio y concentración individual en una empresa del 8% del patrimonio, aunque en el periodo de construcción de la cartera podrían sobrepasarse estos límites. La firma realizará entre 25 y 30 operaciones con un importe promedio de cuatro a ocho millones, dependiendo del patrimonio finalmente comprometido. El plazo de las operaciones será de cinco a ocho años.

Los servicios de originación de las operaciones, análisis de oportunidades y empresas, realización de propuestas a la gestora y primera valoración de la máquina serán llevados a cabo por LB Oprent, una compañía especializada en operaciones de leasing para pymes. El comité de inversiones, formado por miembros de la gestora y LB Oprent -sin derecho a voto-, a partir de la información del originador y de la gestora, decidirá si la operación sigue adelante. En caso afirmativo, podrá solicitar una due diligence a Grant Thornton y Mazars, según el caso, para analizar los riesgos financieros, fiscales y legales y una valoración de mercado de la máquina a un tercero independiente. El rating a priori y el rating final será llevado a cabo por la propia gestora. Igualmente, ésta fijará el plazo, el tipo de interés y el LTV.

El Spanish Direct Leasing Fund nace con cuatro clases distintas de participaciones: Ancla, BP, Institucional e Institucional Plus, con un mínimo de inversión inicial de 100.000 euros, compromisos de inversión mínimos entre los 100.000 euros y los 20 millones, comisiones de gestión entre el 0,8% y el 1,17%, una comisión sobre resultados del 6,67% y una comisión de depósito del 0,08%.

Fuente: Funds People